18.1 C
Buenos Aires
viernes, 16 abril 2021

Aceiteros y recibidores de granos van a un paro por tiempo indeterminado

Afirmaron que las cámaras patronales no hicieron propuestas paritarias y "de manera provocadora se limitan a dilatar cualquier posible acuerdo".

Los trabajadores aceiteros y los recibidores de granos realizarán una huelga nacional por tiempo indeterminado a partir de hoy, en reclamo ante el fracaso de las negociaciones paritarias, en el marco de un plan de lucha hasta que se cumplan los reclamos del sector.

Desde la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (FTCIODyARA) y la Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (Urgara) destacaron “la falta de propuesta” de las cámaras patronales de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), el Centro Exportador de Cereales (CEC), la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), la Cámara Industrial de Aceites Vegetales de Córdoba (Ciavec), la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC) y las empresas que representan.

El mercado de granos debate cómo incorporar tecnología sin perder su institucionalidad
Por ese motivo, este martes dará comienzo a las seis de la mañana la huelga nacional.

Los trabajadores de la industria aceitera y del complejo agroexportador indicaron que llevan “largos meses de infructuosas reuniones en las que las patronales de manera provocadora se limitan a dilatar cualquier posible acuerdo”, indicaron.

Tras destacar que estas empresas “entre enero y octubre de 2020 duplicaron su facturación en pesos gracias a la devaluación y al importante incremento del precio internacional de la soja”, afirmaron que “son las mismas que llevaron una y otra vez la negociación paritaria al fracaso, mientras se continúa deteriorando el salario de los trabajadores”.

FTCIODyARA y Urgara sentenciaron en un comunicado que “es cada vez más evidente que las cámaras patronales en ningún momento han tenido voluntad de negociar y, muy por el contrario, han buscado empujar al conflicto a todas las organizaciones gremiales del sector para generar las condiciones sectoriales que, como cortina de humo, les permitan justificar la baja liquidación de divisas con las que aportan a la embestida devaluatoria contra el peso argentino y contra el gobierno nacional, de igual manera que buscan continuar presionando por nuevas medidas en beneficio de los intereses empresarios”.

Destacaron además que el sector “hoy no liquida y en cambio especula, al mismo tiempo que relega y menosprecia a quienes sostuvimos la producción en marcha en todo momento”.

“Ante la prepotencia patronal, la unidad en la acción de los sindicatos junto a la solidaridad de todas las trabajadoras y todos los trabajadores llevando adelante la medida de fuerza en cada una de sus plantas y sectores de trabajo, es la única garantía del triunfo”, concluyeron.

ARTÍCULOS RELACIONADOS