25.7 C
Buenos Aires
miércoles, 03 marzo 2021

Ante el estrés, una nutrición fortalecida, es la herramienta clave de esta campaña

El protagonista de esta campaña es el estrés, tanto por la falta de lluvias, como por la caída de granizo y efectos adversos de herbicidas. Por lo tanto, una nutrición complementaria es la herramienta clave para sobrellevarlo de la mejor manera.

Esta campaña necesitará aplicaciones no solo para explorar techos de rendimiento, sino para reducir pérdidas. Compo Expert propone un fertilizante que arroja un plus de entre 300 y 400 kilos en la soja.

En el centro de Córdoba, como en varias otras zonas del país, esta campaña se caracterizó por siembras tardías con una participación récord. La falta de lluvias ocurrida a lo largo de toda la campaña invernal, y que continuó en la primavera de la mano de la llegada del fenómeno La Niña, obligó a los productores a retardar las implantaciones, buscando aprovechar las precipitaciones del verano. “Generalmente, en la zona de Villa María se siembra la soja en noviembre, y este año se extendió hasta diciembre en función de esperar algunas lluvias. Actualmente, la mayoría de los lotes están en estados vegetativos, hay algunos que se sembraron hasta hace apenas 15 días. Los más tardíos tienen como máximo dos meses y están entrando en floración”, describe el panorama Francisco Martellotto, responsable de Compo Expert para la cuenta de Héctor A. Bertone.

- Advertisement -

En materia nutricional, un aspecto que tuvo esta campaña caracterizada por precipitaciones escasas y salteadas, con muy poca recarga en el otoño, es que hubo muchas plantas con problemas de fitotoxicidad por herbicidas preemergentes que, al no haber caído grandes caudales de agua, permanecieron más tiempo en la tierra.

Soja afectada por granizo. El mismo cultivo luego del tratamiento con Pack Nutrition de Compo Expert

Por eso, desde el comienzo se necesitó aplicar un refuerzo nutricional, que en el caso de Compo Expert fue por medio del Pack Nutrition que para el arranque propone la utilización de los bioestimulantes Basfoliar Kelp y Basfoliar Algae.
“Con eso comenzamos para reactivar metabolismos y desintoxicar los cultivos afectados. Y ya desde R3 en adelante es cuando empezamos a usar nuestro caballito de batalla, que es Basfoliar Soja, un fertilizante con nitrógeno, fósforo y potasio más micronutrientes que, según ensayos realizados durante 15 años junto al Inta, arroja una respuesta de entre 300 y 400 kilos por hectárea de rendimiento extra”, asegura Martellotto.
Y agrega que esta es la segunda campaña en que se está sugiriendo un doble golpe nutricional: dos kilos de Basfoliar Soja, a los que se suman medio litro de Basfoliar Kelp en el inicio de formación de vaina. La idea es que esta fertilización por medio de nutrientes más bioestimulantes potencie las condiciones productivas de la planta.

Pisos más altos

Esto es más importante aún en un ciclo con déficit hídrico: que el cultivo se alimente mejor, reduce las pérdidas por estrés. “Este año las aplicaciones van a ser para que los rindes no se precipiten y no para explorar techos de rendimiento, sino para subir los pisos y lograr lotes con resultados homogéneos”, agrega Martellotto.
La importancia del combo que ofrece Compo Expert es que “es la relación optima de nutrientes que tiene una soja sin ninguna deficiencia, para que exprese su máximo potencial, asemejarnos con la propuesta a una nutrición completaría perfecta”.
“Hasta ahora venimos retrasados en las siembras, con crecimiento limitado, efecto negativo de herbicidas, plagas como arañuelas y bolilleras. Con las últimas lluvias, esperamos que las plantas puedan pasar mejor el estadio vegetativo. Una vez que también dejen de competir contra las malezas y puedan dedicarse más a producir flores y frutos, es cuando hay que apoyarlas con bioestimulantes y nutrientes que siempre tienen más respuesta en situaciones de estrés como las de este ejercicio”, concluye Martellotto

ARTÍCULOS RELACIONADOS