19.4 C
Buenos Aires
viernes, 16 abril 2021

Tras el informe del USDA, la soja y el maíz cerraron a la baja

La soja culminó la jornada con pérdidas en el mercado de Chicago tras la publicación del informe de oferta y demanda mundial de granos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), que no arrojó factores alcistas, mientras que los cereales cerraron dispares, con bajas en el maíz y alzas en el trigo.

El contrato de enero de la oleaginosa cayó 0,49% (US$ 2,11) hasta los US$ 423,56 la tonelada, a la vez que el de marzo lo hizo por 0,40% (US$ 1,75) para concluir la jornada en US$ 425,77 la tonelada.

Los fundamentos de la baja radicaron en stocks finales en Estados Unidos y en el mundo mayores a los esperados por el mercado en la previa del informe del USDA.

La dependencia oficial norteamericana registró existencias finales en dicho país por 4,8 millones de toneladas, mientras que los operadores preveían 4,6 millones, mientras que a nivel mundial fueron de 85,6 millones de toneladas, 85,1 millones por debajo de lo calculado por los mercados.

Sin embargo, una mayor demanda del poroto interna en Estados Unidos y la caída en la producción mundial morigeraron las bajas.

La harina acompañó al poroto, con una baja del 0,88% (US$ 3,75) hasta los US$ 419,97 la tonelada, mientras que el aceite ganó 0,51% (US$ 4,41) para concluir la jornada a US$ 858,91 la tonelada.

Por su parte, el trigo ganó 2,29% (US$ 4,87) y cerró a US$ 216,88 la tonelada, debido al recorte de stocks mundiales superiores a los previstos por el mercado, a pesar de que se proyectó una mayor producción.

PUEDE INTERESARTE  Estiman un rinde de 2.250 kilogramos por hectárea de soja en zonas de la Bolsa de Cereales bahiense

De esta manera, si bien la producción global pasaría de 772,4 millones a 773,7 millones de toneladas, los stocks pasaron de 320,5 a 316,5 millones de toneladas, mientras que los operadores esperaban no solo una baja, sino un crecimiento hasta las 321,1 millones de toneladas.

Por último, el maíz retrocedió 0,41% (US$ 4,87) y se ubicó en US$ 165,44 la tonelada, como consecuencia de que no se produjeron cambios en el cálculo de las existencias finales del cereal en Estados Unidos, cuando se esperaba una baja de por lo menos 200.000 toneladas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS