23.3 C
Buenos Aires
martes, 19 enero 2021

Basterra cerró el Seminario Internacional de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena

Concluyó hoy este encuentro que tuvo por objetivo trazar un panorama sobre los principales temas y políticas públicas a trabajar, para revalorizar el rol de este sector como garante de la soberanía alimentaria

El Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, cerró hoy el Seminario Internacional de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena denominado “Territorios y Soberanía Alimentaria en Argentina y América Latina”, que se llevó adelante entre el 14 y el 16 de diciembre, y donde se debatieron los principales lineamientos, experiencias y políticas públicas sobre los cuales se trabaja, para poner en valor y fortalecer a un sector que es considerado fundamental, a la hora de garantizar la soberanía alimentaria de la población.

Del panel de cierre del evento participaron también el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich; el Secretario de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, Miguel Gómez; el presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social, monseñor Jorge Lugones; la referente chilena de Vía Campesina, Francisca Rodríguez; y Deolinda Carrizo, directora de Géneros e Igualdad de la SAFCI, quien además moderó las charlas. Además estuvo presente acompañando al ministro, la subsecretaria de Agricultura Familiar y Desarrollo Territorial, Yanina Settembrino.

Durante su exposición, el titular de la cartera agropecuaria nacional mencionó algunas de las principales iniciativas que desde el Ministerio se tomaron para revitalizar al sector, como la convocatoria al Consejo Nacional de la Agricultura Familiar; el de Tierras y Arraigo; la inminente asunción de la presidencia pro témpore de la Reunión Especializada sobre Agricultura Familiar (RENAF); la idea de trabajar el concepto de la vuelta al campo; el fortalecimiento de la mujer con el Programa Nuestras Manos; el Plan Nacional de Acceso al agua; el Programa de Asistencia Crítica; y el de Promoción del Trabajo, Arraigo y Abastecimiento Local, entre las más importantes.

“El 10 de diciembre del año pasado se recuperó en Argentina la relevancia de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, dándole el lugar institucional que merece este sector en un proyecto soberano de equidad, habilitando una Secretaría de Estado luego de 4 años, en los cuales el área había sido subestimada y menospreciada”, destacó asimismo Basterra, y manifestó que “el campo no es uno solo, hay una multiplicidad de actores y el rol que le cabe a la agricultura familiar es determinante, considerando el aporte que hace a la soberanía alimentaria”.

PUEDE INTERESARTE  Basterra firmó un convenio de asistencia financiera con La Rioja por $50 millones
PUEDE INTERESARTE  Basterra firmó un convenio de asistencia financiera con La Rioja por $50 millones

Por otro lado, el ministro aseguró que “el objetivo es generar alimentos con los campesinos y las campesinas adentro. Los alimentos no se producen de cualquier forma y solo con el objeto del lucro. Asegurar el acceso a alimentos sanos, seguros, debe ser sin dudas una parte explicita de la política de un país soberano”.

En tanto, el gobernador Capitanich compartió cuáles son las experiencias que actualmente se desarrollan en ámbito de la provincia de Chaco para este sector y resaltó el impulso de la ley de Agricultura Familiar; la creación del instituto de Desarrollo Rural para organizar a los productores en Consorcios de servicios rurales, el trabajo de base territorial que se implementó con las comunidades indígenas y campesinas, con la idea de reconstruir el asociativismo; el plan de acción sobre la titulación de las tierras rurales, y el impulso a la electrificación, a la educación y a la salud rural, entre las más destacadas.

El secretario Gómez agradeció a su turno la presencia de los participantes, especialistas y representantes que participaron del seminario a lo largo de los tres días y observó que “construir la soberanía alimentaria genera tensiones, pero nuestra tarea como Estado es ocuparnos de las injusticias y poner de pie a la agricultura Familiar y en eso es vital la participación de las organizaciones”, y afirmó que “tenemos que pensar nuevos paradigmas productivos, a la soberanía alimentaria como un concepto para garantizar el abastecimiento de alimentos. Estamos en un momento bisagra, en donde la pandemia nos puso sobre la mesa cuál es el rol que tiene el Estado a la hora de garantizar el alimento de la población”.

PUEDE INTERESARTE  Basterra firmó un convenio de asistencia financiera con La Rioja por $50 millones

Por su lado, monseñor Jorge Lugones consideró que la “la agricultura familiar es un actor imprescindible en la economía del país, especialmente en alimentos de consumo, por eso queremos expresar nuestro apoyo a las comunidades, por las injusticias que sufren, sobre todo en el desplazamiento de sus tierras” y concluyó que “el Estado tiene que acompañar como un actor esencial, dando espacio a las experiencias de salvación comunitaria y a las organizaciones campesinas, porque las representaciones son muy importantes y han dado un rol protagónico al sector”.

PUEDE INTERESARTE  Basterra firmó un convenio de asistencia financiera con La Rioja por $50 millones

En cuanto a la cuestión de la soberanía alimentaria, la referente chilena Francisca Rodríguez explicó que “esos temas son para nosotros temas de vida. La lucha por la soberanía alimentaria y por un futuro sin hambre es hoy no solo una lucha de todos los pueblos, es una lucha por la vida. Es un principio de lucha para la Vía Campesina y las organizaciones y campesinos del mundo entero y para muchos que entendieron que lo que buscamos es producir los alimentos que la sociedad necesita”, y llamó a “glorificar nuestro oficio ancestral, de un sector tan avasallado, porque es una lucha de principios y los principios se sostienen, se defienden. Volvemos a retomar una ruta en Argentina que habíamos iniciado, eso alimenta nuestro espíritu de lucha porque la alimentación es un derecho humano básico y únicamente se puede garantizar cuando se garantice la soberanía alimentaria”.

Este seminario constituyó el primero de una serie de encuentros, necesarios para profundizar la relación entre territorios y soberanía alimentaria, y está previsto volver a encontrarse en marzo, con la idea de dar continuidad a las línea de acción y trabajo, tendientes a fortalecer y revitalizar las políticas y experiencias vinculadas a la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, en nuestro país y en América Latina.

ARTÍCULOS RELACIONADOS