22.1 C
Buenos Aires
martes, 27 septiembre 2022

Ignacio Iriarte: “los precios del ganado sufren la “licuadora inflacionaria”

Desde principios de año, el precio de la carne vacuna al mostrador subió un 31%, mientras que el cerdo subió un 35% y el pollo un 62%, frente a una inflación acumulada del 54%.

- Advertisement -

La oferta de carne es más alta, porque creció mucho la faena y porque el peso medio de faena aumentó. La demanda aflojó: el consumo luce muy afectado por el ajuste y por la inflación, y la exportación está sintiendo los menores valores que paga China, la fuerte baja del Hilton y la interrupción temporal de las compras de Israel.

Los precios del ganado, con una oferta creciente a causa de la seca y de la mayor oferta de los feedlots, sufren la “licuadora inflacionaria”, y en pocos meses la mayoría de las categorías –salvo el ternero de invernada y la vaca conserva– perdieron no menos del 25% en términos reales.

La dependencia de China es muy grande: el 80% de las exportaciones van a este destino, y uno de cuatro kilos que produce la ganadería argentina se destina al gigante asiático.

Por el deterioro de sus precios al mostrador, la carne vacuna recuperó competitividad frente a los sustitutos y frente a los alimentos en general. La oferta ganadera es muy alta, las exportaciones se ubican en el equivalente a 950 mil toneladas anuales y el consumo per capita se ha recuperado, porque parte de la mayor oferta de carne se está volcando al mercado doméstico.

El mercado calcula que la menor oferta que se espera a partir de noviembre detenga el deterioro de los valores reales del ganado. Si llueve, se va a reconfigurar todo el mercado.

PRECIOS RELATIVOS

En los últimos 12 meses, de septiembre de 2021 a septiembre del 2022, tanto la inflación (+79%) como el Índice de Insumos Ganaderos (+82,5%) han superado la evolución del precio del novillito (+65%), y del ternero de invernada (+76%).

El novillo Hilton, también en los últimos 12 meses, ha subido un 63%, bien por debajo de la inflación y del costo de los insumos, mientras que la única categoría que supera a la inflación y a los costos de producción es la vaca conserva buena, que de septiembre a septiembre subió un 108%.

Debe destacarse que desde principios del 2021, y por 19 meses consecutivos, la tasa de devaluación del peso fue inferior –o muy inferior– a la inflación, neutralizando así todos los efectos positivos de la suba de los precios internacionales de la carne sobre el mercado local. Desde que llegaron los Fernández, en diciembre del 2019, al día de hoy, la devaluación acumulada ha sido del 136%, mientras que la inflación fue del 232%.

OFERTA

Aumenta la oferta ganadera en un momento inoportuno, con el consumo muy debilitado y una demanda china que en las últimas dos semanas ha mostrado señales preocupantes. En agosto se faenaron 1,23 millones de cabezas, un 7,8% más que en igual mes del año pasado. Como consecuencia del aumento en el peso medio de faena, por la alta participación de los novillos en la oferta, crece más aún la producción de carne vacuna, que en agosto habría sido de 291 mil toneladas, casi un 9% mayor que en agosto del año pasado.

Crece la faena por los efectos de la seca y por el elevado nivel de ocupación de los feedlots, que están hoy en su pico estacional de oferta.

- Advertisement -

NEWSLETTER

Estuchá las últimas entrevistas de Palabra de Campo

ULTIMAS NOTICIAS

spot_img

ARTÍCULOS RELACIONADOS