11.2 C
Buenos Aires
miércoles, 28 septiembre 2022

La siembra de maíz de la próxima campaña 2022/23, caería 2,6% respecto al ciclo pasado hasta las 7,5 millones de hectáreas

Así lo informó hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

- Advertisement -

De concretarse esta proyección, al área a ocupar con el cereal sería 200.000 hectáreas menor que a la campaña 2021/22, que todavía no culminó y significaría la primer caída en 8 años en el hectareaje.

No obstante el retroceso, la superficie se ubicaría por encima del promedio de 7 millones de hectáreas del promedio de las últimas cinco campañas.

“El escenario general muestra una tendencia negativa, aunque heterogénea en términos de superficie a implantar”, detalló la entidad bursátil.

Entre las principales razones, la Bolsa porteña puntualizó en “la variabilidad de los rindes recolectados durante el ciclo previo, un nivel de reservas muy ajustadas en el inicio de la ventana de siembra temprana del cereal una relación insumo/producto más desfavorable en relación a campañas pasadas y un aumento importante de los costos”.

Según la BCBA, estas condiciones “disminuyen los retornos en un ambiente de alta incertidumbre y aumenta la competencia directa de cultivos con menores requerimientos de inversión, como la soja de primera, especialmente en el centro del área agrícola”.

Respecto al escenario climático, por segundo otoño consecutivo, las lluvias registradas en gran parte del área agrícola se mantuvieron por debajo de los promedios históricos provocando una disminución de la humedad en los perfiles, aunque en las últimas semanas se relevaron precipitaciones en el este del país que marcan un alivio temporal en el escenario.

Sin embargo, “son necesarios nuevos eventos para asegurar los planes de siembra tempranos”.

PUEDE INTERESARTE  Lunes: Jornada a la baja en Chicago en el inicio de la semana

Es por esto que “el paso de un escenario de Niña a uno Neutral durante los próximos meses será crucial para el cultivo” y tanto los planteos tempranos como los tardíos “requerirán de las lluvias pronosticadas para asegurar una buena implantación y transitar el período de definición de rendimiento sin perder potencial productivo”.

Respecto al contexto económico, la entidad subrayó que la próxima campaña “viene desarrollándose en un entorno complejo, que empezaría a despejarse luego de meses marcados por la incertidumbre global, aunque persisten grandes focos de riesgo”, entre ellos la guerra, el clima en Estados Unidos y las políticas monetarias adoptadas por los países para contener la suba de la inflación.

Bajo el escenario descrito, el precio del maíz en Chicago sufrió una caída significativa del 30% en los últimos meses, aunque dicho descenso no fue suficiente para devolver los valores a las cifras percibidas en campañas anteriores.

En particular, la cotización del maíz en la primera posición de Chicago se ubicaría en US$ 238 frente a los US$ 158 la tonelada del promedio de los últimos 6 años, es decir un 50% por encima.

Esta caída en los precios, junto a una fuerte suba de los costos de los últimos meses, trajo aparejado una desmejora en la relación insumo-producto, puesto que se necesitaría un 34% y 40% más de grano para comprar la misma cantidad de fertilizantes y combustibles con respecto a la campaña 2021/22.

- Advertisement -

NEWSLETTER

Estuchá las últimas entrevistas de Palabra de Campo

ULTIMAS NOTICIAS

spot_img

ARTÍCULOS RELACIONADOS