24.9 C
Buenos Aires
martes, 31 enero 2023

Avanzan las siembras de arroz y soja de primera en Entre Ríos a pesar de la sequía

La Bolsa de Cereales entrerriana destacó que ya se implantó un 35% de las 540.000 hectáreas que se buscan sembrar con soja de primera en la provincia durante el ciclo agrícola 2022/23 y un 82% de las 52.000 hectáreas destinadas al arroz, a pesar de la sequía y falta de lluvias que generaron un retraso en las labores.

- Advertisement -

La sequía récord que afecta a Entre Ríos y la región desde diciembre de 2021, con lluvias que se ubican en la mitad del promedio histórico, y las heladas registradas en los últimos meses, retrasaron los trabajos en la actual campaña.

También la falta de lluvias y las heladas tardías afectan el desarrollo del cultivo, generando plantas de menor tamaño, demoras en la fertilización nitrogenada, un retraso en el crecimiento e incluso en sitios puntuales se detectaron pérdidas parciales y totales de lotes.

Las precipitaciones de los últimos dos meses se posicionaron por debajo del valor promedio, dejando un “marcado déficit hídrico” y con reservas de agua entre “escasas y sequía”, principalmente en el centro y sur de Entre Ríos, advirtió la Bolsa.

En ese marco, el organismo estimó que se implantarán unas 540.000 hectáreas con soja, un 2% menor que el año anterior, y de las cuales ya se sembró el 35%.

La caída se debe a una inclinación de los productores a expandir la superficie sembrada con trigo, que restó áreas a la oleaginosa a pesar de la caída en la siembra de maíz de primera, sorgo y arroz.

Además, el sector oeste de Entre Ríos cuenta con una situación hídrica “muy complicada”, explicó la entidad bursátil, lo que demoró aún más los trabajos de siembra de soja, mientras que en el resto del territorio la humedad en la cama de siembra “es escasa”.

PUEDE INTERESARTE  La molienda de soja cayó 10% el año pasado hasta las 37,2 millones de toneladas

ARROZ

Por otro lado, los trabajos de siembra de arroz avanzaron a un 82% de las 52.000 hectáreas estimadas para el 2022/23 registrando un retraso cercano al 10% de la superficie respecto a años anteriores.

La causa principal “es la falta de humedad en el perfil”, apuntó la Bolsa, por lo que se esperaban las lluvias del fin de semana para avanzar en las labores.

La primavera seca y fría “demoró la emergencia del cultivo y en algunos casos provocó fallas en los nacimientos”, lo que generó una menor densidad de plantas, resiembras y hasta incrementar la dosis de fertilizantes para compensar la baja densidad.

En tanto, el arroz se mantiene con buena y muy buena condición en general, y un estado fenológico que va desde emergencia (VE) a tres hojas expandidas (V3).

Finalmente, el organismo comunicó que comenzó la cosecha de las 22.550 hectáreas sembradas con colza y carinata, 9.421 y 13.079 hectáreas, respectivamente.

- Advertisement -

NEWSLETTER

Estuchá las últimas entrevistas de Palabra de Campo

ULTIMAS NOTICIAS

spot_img

ARTÍCULOS RELACIONADOS