12.8 C
Buenos Aires
jueves, 19 mayo 2022

Bomberos santiagueños lograron controlar el fuego que cruzó desde Córdoba

Desde las 23.30 de ayer hasta las 5.30 de hoy trabajaron cinco dotaciones de bomberos, de las ciudades de Selva, Termas de Río Hondo, Capital, Los Telares y la Brigada de Lucha contra incendios forestales de Ojo de Agua, hasta que esta mañana “cayeron unos 25 milímetros de agua, lo que ayudó a controlar y extinguir el fuego que llegó a tener más de 15 kilómetros de largo de extensión”, expresó el jefe de Bomberos.

Los bomberos santiagueños lograron esta madrugada controlar el incendio forestal que avanzó y cruzó el límite desde la provincia de Córdoba hasta Santiago del Estero, aunque fueron “ayudados” por la lluvia que hubo en la zona, informaron fuentes oficiales.

Según comentó a Télam el director de Operaciones de la Federación de Bomberos de Santiago del Estero, Osvaldo Trogolo, el foco se controló cerca de las 5.30.

“El fuego llegó hasta incluso a dos metros de las viviendas y corrales de animales, ya que los pastizales estaban muy cerca de éstas”, dijo Trogolo y aclaró que no sólo trabajaron las dotaciones de bomberos, sino también ayudaron pobladores, personal de la Municipalidad de Ojo de Agua y de Defensa Civil de la Provincia.

Desde las 23.30 de ayer hasta las 5.30 de hoy trabajaron cinco dotaciones de bomberos, de las ciudades de Selva, Termas de Río Hondo, Capital, Los Telares y la Brigada de Lucha contra incendios forestales de Ojo de Agua, hasta que esta mañana “cayeron unos 25 milímetros de agua, lo que ayudó a controlar y extinguir el fuego que llegó a tener más de 15 kilómetros de largo de extensión”, expresó el jefe de Bomberos.

“Anoche los vientos eran muy fuertes, más de 40 kilómetros por hora y observamos que había rotación del viento y había peligro que el fuego de Córdoba llegara a nuestra provincia y así fue, por eso emitimos el alerta y las dotaciones de bomberos concurrieron a Ojo de Agua para apoyar a la Brigada de aquí”, explicó.

Finalmente, Trogolo aseguró: “Por suerte no pasó a mayores y se pudo controlar, ya que había viviendas cerca y el fuego estaba a mil metros de la Ruta Nacional 9, pero los más de 35 bomberos trabajamos sin descanso para poder controlarlo y luego llegó la lluvia lo que ayudó muchísimo también”.

NEWSLETTER

Estuchá las últimas entrevistas de Palabra de Campo

ULTIMAS NOTICIAS

spot_img

ARTÍCULOS RELACIONADOS