25.1 C
Buenos Aires
martes, 27 septiembre 2022

Entre Ríos: la sequía histórica y las heladas complicaron la condición de varios granos

La sequía récord las heladas que ocurrieron durante el invierno y otoño complican la condición del lino, la colza y la carinata implantada para la campaña 2022/23.

- Advertisement -

La sequía récord que azotó a Entre Ríos y la región desde diciembre del 2021 y las heladas que ocurrieron durante el invierno y otoño en esa provincia complican la condición del lino, la colza y la carinata implantada para la campaña 2022/23, detalló hoy la Bolsa de Cereales de Entre Ríos.

El rendimiento del lino por hectárea caerá producto de las heladas, mientras que la sequía desmejoró el estado fenológico de las dos oleaginosas.

Según la entidad bursátil, de las aproximadamente 22.550 hectáreas sembradas con colza y carinata el 16% presenta muy buena condición, el 45% se mantiene en buen estado, un 34% regular y el 5% restante se encuentra en mal estado, y se ubican en las etapas de plena floración y fructificación.

En los últimos 15 días la condición a nivel provincial presentó un crecimiento de las categorías regular y mala, y actualmente existen sectores con un déficit hídrico importante a causa de las escasas o nulas precipitaciones y la sequía que persiste.

Además, los productores entrerrianos remarcaron que las heladas de septiembre “comprometen la situación”, y por lo tanto prevén que “no habrá recuperación” en las oleaginosas.

Esas condiciones ambientales provocaron la presencia de enfermedades causadas por phoma y alternaria (hongos) en ambos cultivos, que están siendo tratados “de forma preventiva y curativa” con fungicidas.

PUEDE INTERESARTE  Dante Romano: "Dólar soja y clima, dos malas noticias para los productores"

Respecto del rendimiento, la Bolsa estimó que variará entre 800 y 2.500 kilogramos por hectárea, dependiendo en cada caso del establecimiento del cultivo.

Asimismo, la sequía fue calificada como la peor de los últimos 60 años según los registros provinciales, y provocó efectos ecológicos y económicos “devastadores”, con escasas precipitaciones que generaron un estrés térmico en cultivos y animales.

Los registros pluviales de diciembre de 2021 en Entre Ríos se posicionaron entre los diez más bajos de los últimos 60 años, y las lluvias de ese mes acumularon menos de 20 milímetros, seis veces por debajo de lo que normalmente debe llover.

 

- Advertisement -

NEWSLETTER

Estuchá las últimas entrevistas de Palabra de Campo

ULTIMAS NOTICIAS

spot_img

ARTÍCULOS RELACIONADOS