11.8 C
Buenos Aires
jueves, 07 julio 2022

Salta: investigadores del Inta obtienen leche caprina pasteurizada y fortificada con hierro

Se trata de una alternativa diferente que pone en valor a un alimento netamente regional. El producto estará disponible en la próxima campaña, en principio, en el Valle de Lerma.

Un equipo de investigación del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) de Salta logró la pasteurización y fortificación con hierro de la leche caprina, producto diferenciado para niños pequeños con deficiencias nutricionales o alérgicos a la proteína de la leche y mujeres en edad fértil.

Este producto, que agrega valor a un alimento regional en manos de productores familiares, estará disponible en la próxima campaña, en principio, en el Valle de Lerma, Salta, informaron desde el organismo.

LECHE CAPRINA: ALTERNATIVA PARA CONTRARRESTAR LA ANEMIA

Una manera de contrarrestar la anemia por falta de hierro en niños pequeños y mujeres en edad fértil es mediante la suplementación medicamentosa o cambios en los hábitos alimenticios como la incorporación de carnes rojas a la dieta.

Con el fin de desarrollar una alternativa, un equipo de especialistas en agregado de valor y agroindustrias del Inta Salta logró la pasteurización y fortificación con hierro de la leche caprina en un 56% de la dosis diaria recomendada.

Marcela Fili, del Inta Salta, destacó que el proyecto además propone agregar valor a un alimento regional y ampliar la oferta de leches de otras especies, y subrayó que la leche caprina fortificada permite que niños de corta edad con intolerancia a la proteína de la leche puedan consumirla.

”La leche caprina, comparada con la bovina, es mejor tolerada por quienes son alérgicos”, destacó Fili, quien remarcó la diferencia con los productos similares disponibles en el mercado: “Si bien es frecuente encontrar leche bovina fortificada con hierro, no sucede lo mismo con la leche caprina”.

La especialista agregó: “En Salta es muy frecuente el consumo de quesos caprinos, por lo que decidimos ofrecer leche de cabra y trabajar en fortificarla. Se trata de una alternativa diferente que pone en valor a un alimento netamente regional”.

Además, añadió, la leche bovina fortificada disponible en el mercado, sólo aporta entre 20 y 24% de la dosis diaria recomendada.

La primera etapa del proyecto se desarrolló en el marco de la convocatoria “Argentina contra el Hambre” del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación que permitió comprar el equipamiento necesario para abordar una etapa comercial.

Ahora, el equipo de investigación trabaja en los ajustes a escala para ofrecer en dos etapas: leche caprina pasteurizada y, luego, la fortificada.

Fili adelantó que, “con la próxima campaña tambera, podremos avanzar e incrementar la actual producción de 300 litros semanales con la incorporación de más tamberos familiares de la zona”. Y explicó que, para ese entonces, las leches estarán disponibles en los mercados de cercanía del Valle de Lerma, Salta, para los consumidores.

NEWSLETTER

Estuchá las últimas entrevistas de Palabra de Campo

ULTIMAS NOTICIAS

spot_img

ARTÍCULOS RELACIONADOS