Argentina acordó con el BID un préstamo de US$ 80 millones destinado a las mipymes

El ministro Massa indicó que la línea está destinada a las áreas de desarrollo e innovación, sustentabilidad y transformación digital.

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció hoy que la Argentina acordó con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) un préstamo por 80 millones de dólares, destinado al desarrollo productivo de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

Durante una reunión en el Palacio de Hacienda, Massa, junto con el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren, recibió al representante en Argentina del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Agustín Aguerre, para poner en marcha un proyecto destinado a aumentar la innovación y la transformación digital de las micro, pequeñas y medianas empresas argentinas para avanzar hacia la industria 4.0.

Massa señaló que del total de los desembolsos del año 2022, un 77% se desembolsaron durante el período agosto-diciembre, mejorando la performance anterior, ya que la Argentina paga intereses por préstamos que no usa”.

El ministro destacó que “en el 2022 superamos el tope histórico de desembolsos con organismos multilaterales superando los 5.023 millones de dólares y aspiramos en el 2023 a superar el ritmo de desembolsos y estamos negociando una serie de líneas de créditos adicionales, tal vez la más importante con el BID, relacionada con la sequía. Lo más importante con los multilaterales es el flujo de capitales que en el 2022, el flujo neto de capitales fue de 1.923 millones de dólares”.

Más adelante, el ministro puntualizó que “en este caso, estamos firmando un contrato por unos 80 millones de dólares adicionales, enfocado en lo que es el desarrollo productivo de las mipymes”.

Massa explicó que “esta línea tiene tres objetivos, desarrollo e innovación, sustentabilidad y transformación digital”.

DE QUÉ SE TRATA EL PRÉSTAMO

“Estos préstamos tiene cuatro componentes, uno de aportes no reembolsables de 28 millones de dólares, otro de aportes no reembolsables para la transformación digital, con el objetivo que haya mipymes 4.0, un tercero para el apoyo de la red federal a las mipymes y un cuarto para la capacitación de las mipymes”, añadió el ministro.

Por su parte, de Mendiguren expresó que “este crédito es el ejemplo del camino que tomó este gobierno, en el que todos estamos de acuerdo: cuando tomamos créditos son para generar más producción, más trabajo y más desarrollo. Nosotros estamos acá para impulsar el cambio de la estructura productiva para crecer y salir de los ciclos de endeudamiento que causa la especulación financiera. Nuestro proyecto es claro: más industria más competitiva para alcanzar el desarrollo definitivo”.

Las mipymes son un sector fundamental dentro del entramado productivo de Argentina, ya que representan el 99,4% del total de empresas, emplean al 64% de los asalariados registrados y concentran el 51% de la masa salarial total. Además de las mipymes, el proyecto beneficia también a las entidades oferentes de servicios tecnológicos con equipamiento y capacitación, a trabajadores que serán capacitados en habilidades digitales, y a las mujeres empresarias y a las personas con discapacidad que recibirán apoyo adaptado a sus necesidades.

El programa incorpora servicios técnicos y tecnológicos que ayudan a las mipymes a adoptar nuevas tecnologías, adaptarse a una economía baja en emisiones y resiliente a impactos de cambio climático e incorporar la perspectiva de género y diversidad. También se promueve asistencia técnica e instancias de capacitación a aproximadamente 1.300 empresas para apoyar proyectos de innovación.

El nuevo crédito otorgado por el BID tiene un plazo de amortización de 25 años, un período de gracia de cinco años y medio y una tasa de interés basada en SOFR.

En la reunión también estuvieron presentes el secretario de Asuntos Estratégicos y Financieros Internacionales, Marco Lavagna; el subsecretario PyME, Tomás Canosa; la subsecretaria de Gestión Administrativa de la Secretaria de Industria y Desarrollo Productivo, Julieta Almécija; y el subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales para el Desarrollo del Ministerio de Economía, Leandro Gorgal.

- Advertisement -