24.9 C
Buenos Aires
martes, 31 enero 2023

Granar publicó el último Panorama Agrícola Semanal

- Advertisement -

Tras cuatro semanas bajistas seguidas el trigo logró subir en el mercado estadounidense, por las complicaciones surgidas con la oferta del hemisferio Sur, por el mal estado de los cultivos de invierno de EE.UU. y en medio de las idas y venidas de Rusia del acuerdo que posibilita las exportaciones de granos de Ucrania.

También la soja logró subir, mientras se espera que las lluvias recompongan el flujo de barcazas por el río Mississippi. Para el maíz la semana pasó sin dejar rastro sobre sus precios. En el mercado argentino la atención sigue más pendiente del clima que del devenir de las cotizaciones.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

  Viernes 4/11 Viernes 28/10 Variación en %
Petróleo 92,60 88,38 +4,77
Dólar/Euro 0,9958 0,9965 -0,07
Real/Dólar 5,0591 5,2969 -4,49
Peso/Dólar* 158,08 155,82 +1,45

*Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación

SOJA

Con mayoría de alzas, pero con una actividad muy discreta transcurrió la semana en el mercado argentino de soja. Las propuestas de los compradores crecieron de 60.000 a 63.000 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario y de 62.000 a 65.000 pesos para Necochea, mientras que para Bahía Blanca se mantuvieron estables en 60.000 pesos por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por la Secretaría de Agricultura de la Nación en $ 60.967, mientras que para el inicio de la nueva semana comercial fue fijado en $ 62.116 pesos. En su última referencia semanal, la BCR relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 388,10 dólares por tonelada, equivalente a 61.205 pesos. El valor FOB del poroto de soja en los puertos argentinos pasó de 594 a 614 dólares por tonelada; el del aceite, de 1351 a 1451 dólares, y el de la harina, de 508 a 494 dólares por tonelada.

La tónica alcista semana, que fue reflejo de las mejoras externas, se plasmó sobre las pizarras del Matba Rofex, donde los ajustes de las posiciones noviembre y mayo sumaron un 3,91 y un 1,74%, tras variar de 396,50 a 412 y de 367 a 373,40 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada para el período del 2 de noviembre al 15 de diciembre, la BCR marcó que deben salir del Gran Rosario 280.000 toneladas de poroto, 1.318.080 toneladas de harina y 305.166 toneladas de aceitedesde Bahía Blanca, 247.000 toneladas de poroto, 22.000 toneladas de harina y 15.000 toneladas de aceite; desde Necochea, 90.516 toneladas de poroto, y desde otros puertos, 88.200 toneladas de poroto.

* * *

Con saldo a favor pasó la semana para los precios de la soja en Chicago, donde los contratos noviembre y enero sumaron un 4,59 y un 4,43%, al pasar de 509,91 a 533,33 y de 514,50 a 537,28 dólares por tonelada. Los principales fundamentos que influyeron para que cuatro de cinco ruedas resultaran alcistas fueron:

  • La previsión de lluvias sobre la cuenda del río Mississippi

Desde hace semanas, el tránsito de las barcazas que deben llevar los granos cosechados hasta el polo exportador del Golfo de México está severamente restringido por una bajante histórica del caudal del río Mississippi, que es una vía navegable interna clave para el trasporte de mercaderías. Tras algunos eventos puntuales de lluvias durante la semana sobre la cuenca hídrica estadounidense, los operadores esperan –necesitan– que los pronósticos más precipitaciones difundidos durante la semana se concreten para mejorar la situación y, sobre todo, para tranquilizar a los compradores que podrían optar por cambiar el origen de sus importaciones si se acentúa la demora en los embarques que salen por el Atlántico. Vale destacar que hoy sábado se registran importantes precipitaciones desde Iowa y hasta la zona del Golfo.

Dado lo avanzada de la cosecha, estas lluvias no implican una preocupación para el mercado. Hoy la prioridad es “recargar” los ríos. El lunes pasado el USDA relevó el progreso de la recolección de soja sobre el 88% del área apta, frente al 80% del reporte anterior, al 78% de igual momento de 2021, al 78% promedio y al 89% previsto por los operadores. El viernes los operadores estimaron el avance de la recolección sobre el 93% de la superficie apta.

Fue neutro para el mercado el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, en esta ocasión para el segmento del 21 al 27 de octubre, donde el USDA relevó el jueves ventas de soja por 830.200 toneladas, por debajo de las 1.026.400 toneladas del reporte anterior, pero dentro del rango previsto por los privados, de entre 700.000 y 1.600.000 toneladas. Del total publicado China respondió por 745.000 toneladas, incluidas 404.300 toneladas nominadas a destinos desconocidos.

  • Brasil, entre bloqueos de ruta, apreciación del real y demoras en la siembra

En cuando a la siembra, el lunes la Conab relevó su avance sobre el 47,60% del área apta, contra el 34,10% de la semana anterior y el 53,50% de igual momento de 2021. Las mayores demoras se dan en el Sur, por los excesos de humedad y, también, por una ola de frío que ralentizó la actividad en Estados como Paraná. Más allá de esto, la situación de momento no es preocupante, pero, a los fines de los especuladores, sirvió para potenciar la tónica alcista derivada de los bloqueos de rutas provocados por simpatizantes bolsonaristas tras el triunfo de Luiz Inácio Lula da Silva en el balotaje presidencial del domingo. Esos cortes de ruta, que hacia el fin de semana fueron levantados, incluyeron vías de acceso a terminales portuarias clave para las exportaciones brasileñas de granos, como Paranaguá. Y como hecho relevante –y constante durante la semana– se ubicó la fuerte apreciación del real frente al dólar, que mejoró la competitividad de las exportaciones de Estados Unidos, en detrimento de las brasileñas.

El hecho destacado de la nueva semana será, el miércoles:

  • El nuevo informe mensual del USDA

Y en la previa del reporte, el promedio de las estimaciones privadas ubicó el volumen de la cosecha estadounidense de soja en 117,44 millones de toneladas y el de las existencias finales, en 5,77 millones, frente a los 117,38 y a los 5,44 millones de toneladas del informe oficial de octubre.

MAÍZ

Sin cambio cerraron la semana los precios del maíz en el mercado argentino, donde las propuestas de los exportadores se mantuvieron en 240 dólares por tonelada para la zona del Gran Rosario; en 260 dólares para Bahía Blanca, y en 250 dólares por tonelada para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 40.010, mientras que para el inicio de la semana comercial fue fijado en $ 40.506. El valor FOB del maíz en los puertos argentinos pasó de 306 a 310 dólares por tonelada.

En el Matba Rofex el balance de la semana fue alcista para los precios del maíz, con subas del 1,36 y del 1,61% para las posiciones diciembre y abril, cuyos ajustes pasaron de 256,50 a 260 y de 261,50 a 265,70 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada para el período del 2 de noviembre al 15 de diciembre, la BCR marcó que deben salir del Gran Rosario 808.395 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 152.500 toneladas; desde Necochea, 34.100 toneladas, y desde otros puertos, 8600 toneladas.

El jueves, en su reporte semanal sobre cultivos, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el progreso de la siembra de maíz para grano comercial sobre el 22,9% de los 7,3 millones de hectáreas previstos, demorada frente al 28,4% de igual momento de 2021 y al 34,6% promedio los últimos cinco años. “Durante la última semana la incorporación de cuadros continuó en el centro y en el sur del área agrícola nacional. El 62% de los lotes ya implantados presenta una condición de cultivo entre normal y buena, por debajo del 65% de la semana anterior”, indicó la entidad.

* * *

Casi sin variantes quedó el balance semanal para los precios del maíz en Chicago, donde la posición diciembre sumó un 0,04%, al pasar de 268 a 268,10 dólares por tonelada, y el contrato marzo quedó estable en 270,36 dólares. Con fuerzas contrapuestas, el segmento dejó tres ruedas positivas y dos negativas. Entre los factores que aportaron firmeza a los precios se destacaron:

  • La salida de Rusia del acuerdo de Estambul

Esto influyó en modo alcista el lunes y el martes, luego de la decisión comunicada por el Kremlin el sábado tras ataques con drones ucranianos sobre la flota rusa del Mar Negro, de suspender su participación en el acuerdo de Estambul. Sin embargo, como veremos más adelante, este factor se tornó bajista el miércoles, con el retorno de Rusia al acuerdo que garantiza un corredor seguro para las exportaciones de Ucrania.

  • La previsión de lluvias sobre la cuenca del río Mississippi

Como se indicó en el espacio de la soja, tras lluvias irregulares durante la semana, los pronósticos auguraron nuevas precipitaciones sobre la cuenca hídrica central de Estados Unidos durante los próximos días. Con plantas de acopio a tope y con importadores preocupados por las demoras que genera la bajante histórica del río Mississippi, urge el aporte de agua que eleve el caudal de los ríos y que agilice el transporte de los granos hasta la zona del Golfo. Hoy sábado, las lluvias brindan un alivio, pero deberán ser precedidas por más humedad para sostenerse como un factor alcista para los precios.

Algo mejor, pero lejos del ideal, las exportaciones semanales estadounidenses de maíz fueron reportadas el jueves por el USDA en 372.200 toneladas, por encima de las 264.000 toneladas del informe anterior y dentro del rango calculado por los operadores, de entre 250.000 y 600.000 toneladas. Del total reportado, México respondió por 193.000 toneladas.

En cuanto a la cosecha estadounidense, el lunes el USDA relevó su progreso sobre el 76% del área apta, contra el 61% de la semana pasada, el 73% de 2021, el 64% promedio de las últimas cuatro campañas y el 75% previsto por los privados. El viernes los operadores calcularon el avance de la recolección sobre el 88% de la superficie apta.

  • Etanol y petróleo

Fue positivo para el mercado el reporte semanal de la Administración de Información sobre Energía de Estados Unidos, donde elevó el miércoles de 1.033.000 a 1.044.000 barriles la producción diaria de etanol, un volumen que igualmente resultó inferior a los 1.107.000 barriles de igual momento de 2021, y donde redujo las existencias del biocombustible de 22.291.000 a 22.232.000 barriles, una cifra que sigue arriba de los 20.129.000 millones de barriles de igual momento del año pasado. Esto se combinó con la suba semanal del petróleo –casi un 5%–, que mejora las expectativas de la industria de los biocombustibles.

  • Brasil, por la apreciación del real, el bloqueo de rutas y por la eventual demora de la safrinha

Como también se especificó en el espacio de la soja, los cortes de ruta tras el triunfo de Lula en el balotaje presidencial impidieron la llegada de granos a algunas de las terminales portuarias más importantes del país. Sin embargo, el hecho de que la medida de protesta se haya ido levantando evitó consecuencias comerciales adversas. En tanto que la apreciación de real frente al dólar le quitó competitividad a las ventas externas brasileñas y mejoró las expectativas para los exportadores estadounidenses.

PUEDE INTERESARTE  Las lluvias detuvieron el deterioro de los cultivos e impulsaron la finalización de las siembras

En cuanto a la safrinha, que es la segunda cosecha de maíz de Brasil y que es la que aporta cerca del 75% de la oferta total del cereal brasileño, su siembra se inicia tras el progreso de la cosecha de soja. Entonces, el atraso actual en la implantación de la oleaginosa en Estados del Sur ya genera preocupación entre los operadores, dado que liberará los lotes más tarde de lo ideal.Este será un factor a seguir con atención durante las próximas semanas.

Y entre los factores que le restaron firmeza al mercado durante la semana se destacaron:

  • El retorno de Rusia al acuerdo de Estambul

El miércoles, tras la presión de la ONU, de la OTAN y del pedido “amigo” del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, Rusia resolvió dar marcha atrás con la suspensión y volver a la mesa del acuerdo de Estambul, acción que permitió la reanudación de embarques desde los puertos ucranianos habilitados y que mantuvo a las aseguradoras emitiendo coberturas para los buques que se adentran en el Mar Negro. En este marco de inestabilidad y de volatilidad garantizada para el valor de los cereales, ahora restará dilucidar durante los próximos días qué actitud asumirá Rusia en cuanto a la renovación del acuerdo, que expira en dos semanas. Al respecto, Moscú sigue demandando que cesen las sanciones impuestas a los sectores financiero, logístico y de seguros de Rusia, que restringen sus exportaciones de granos y de fertilizantes. El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dejó en claro el jueves que el retorno de su país a la mesa del acuerdo de Estambul no significa una renovación de dicho entendimiento. “No, no significa eso. Hay que evaluar cómo se están implementando todos los aspectos del negocio, todos los parámetros de los acuerdos y luego tomar una decisión”, señaló.

  • Brasil, por su cercanía con China

Desde el razonamiento de los operadores estadounidenses, Brasil también tuvo un lugar del lado de los factores bajistas, por la chance cierta de que China concrete compras en el corto plazo en ese país, luego de que el miércoles la Administración General de Aduanas amplio –hasta 136– el listado de proveedores brasileños habilitados para comerciar. Esto se inscribe dentro de las iniciativas chinas para encontrar abastecedores que cubran parte del volumen que no llegará desde Ucrania, país que era el principal proveedor de maíz para China. Cabe aclarar que si bien se prevé que los embarques sigan fluyendo por el corredor seguro sobre el Mar Negro, los volúmenes exportados de maíz serán menores por la caída de la producción intrínseca al estado de guerra vigente desde el 24 de febrero último.

El hecho destacado de la nueva semana será, el miércoles:

  • El nuevo informe mensual del USDA

Y en la previa del informe, el promedio de las estimaciones privadas ubicó el volumen de la cosecha estadounidense de maíz en 352,74 millones de toneladas y el de las existencias finales, en 30,66 millones, frente a los 352,95 y a los 29,77 millones de toneladas del informe oficial de octubre.

TRIGO

En el agitado mercado de trigo argentino, donde las condiciones ambientales siguen atentando contra la nueva cosecha, las ofertas por el escaso grano disponible crecieron de 340 a 360 dólares por tonelada para el puerto de Bahía Blanca, mientras que se mantuvieron estables parala zona del Gran Rosario y para Necochea, en 360 y en 340 dólares por tonelada, respectivamente.

Respecto de los valores vigentes para el trigo de la nueva cosecha, casi sin oferta por el temor de los productores a no poder responder a compromisos, las propuestas de los exportadores crecieron de 345 a 350 dólares por tonelada para la zona del Gran Rosario y se mantuvieron sin variantes para Necochea, en 340 dólares. Para Bahía Blanca no hubo interesados por el grano con entrega en enero en todo el segmento comercial.

Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por Agricultura en $ 53.461, mientras que para el inicio de la semana comercial fue fijado en $ 53.716. El valor FOB del trigo en los puertos argentinos para embarques en noviembre/marzo pasó de 415 a 414 dólares por tonelada.

El balance semanal para el trigo en el Matba Rofex dejó ligeras subas. En efecto, las posiciones diciembre y enero sumaron un 0,87 y un 0,52%, al variar de 344 a 347 y de 345,70 a 347,50 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada para el período del 2 de noviembre al 15 de diciembre, la BCR marcó que deben salir de Bahía Blanca 30.000 toneladas de trigo. Para el resto de las terminales no hay despachos previstos.

El jueves la BCBA redujo de 15,20 a 14 millones de toneladas su estimación sobre el volumen de la cosecha de trigo y la ubicó un 31,7% por debajo de la proyección inicial, de 20,50 millonesde toneladas. “Pese a las precipitaciones registradas el miércoles de la semana anterior, nuevas heladas sobre el sur de Buenos Aires y de La Pampa provocaron mermas adicionales a las ya esperadas, lo que obligó al nuevo recorte en la previsión de producción”, dijo la entidad. Agregó que el 46% presenta una condición de normal a buena, por debajo del 49% de la semana anterior y del 83% de igual momento de 2021. Cabe recordar que recientemente la BCR proyectó el volumen de la producción argentina de trigo en 13,70 millones de toneladas.

* * *

Tras cuatro semanas bajistas seguidas, los precios del trigo quebraron la tendencia y concluyeron el segmento comercial con valores en alza en el mercado estadounidense. Las posiciones diciembre y marzo en Chicago sumaron un 2,23 y un 2,09%, al pasar de 304,70 a 311,49 y de 311,95 a 318,48 dólares por tonelada. En Kansas, las mejoras de dichos contratos fueron del 3,05 y del 2,81%, tras variar de 339,88 a 350,26 y de 339,79 a 349,34 dólares por tonelada.

Entre los fundamentos de las subas el trigo contó con:

  • El retiro de Rusia del acuerdo de Estambul

Como se indicó en el espacio del maíz, la decisión comunicada el sábado pasado por el gobierno ruso, de suspender su participación en el acuerdo que facilita las exportaciones de Ucrania a través del Mar Negro, provocó fuertes subas para los precios del trigo en las ruedas del lunes y del martes, por la chance de que se interrumpiera el comercio.

  • La oferta de trigo en el hemisferio Sur

Las pérdidas en la cosecha de la Argentina por la falta de humedad y por las heladas tardíastendrán un fuerte impacto sobre las exportaciones. Al respecto, de los 12 millones de toneladas proyectados por el USDA en octubre, las ventas externas argentinas hoy pueden aspirar a oscilar de 8,5 a 9 millones. En tanto que en Australia las lluvias y las inundacionesque se registraron en Nueva Gales del Sur, Queensland y en Victoria no solo afectaron el volumen, sino particularmente la calidad del trigo, dado que llegaron cuando los cultivos estaban listos para la cosecha. “Las inundaciones llegaron en el peor momento, cuando los cultivos se preparaban para la cosecha”, le dijo a Reuters Ole Houe, director de IKON Commodities en Sydney. Agregó que en la costa este del país unos 8 millones de toneladas vieron reducida su calidad, que ahora es apta para consumo animal.

  • El mal estado de los trigos de invierno

En su informe semanal sobre cultivos, el lunes el USDA aportó un dato alcista el ponderar apenas un 28% de los trigos de invierno en estado bueno/excelente, por debajo del 45% vigente un año atrás y del 41% previsto en promedio por los privados. Esto es consecuencia directa de la sequía que afecta la mayor parte de las zonas productoras, en particular, Kansas, que es el principal Estado productor de trigo y que registra condiciones de sequía extrema sobre el 59,22% de sus suelos y sequía excepcional sobre, el 37,58%. Cabe tener en cuenta que los trigos de invierno aportan cerca del 70% de la oferta total de trigo del país. El jueves el USDA mantuvo en el 74% la proporción de suelos destinados a esas variedades que experimenta condiciones de sequía, frente al 43% de igual momento de 2021. Un hecho para sumar al análisis,según las últimas proyecciones del USDA el ciclo comercial 2023/2024 comenzaría con un stock inicial de 15,68 millones de toneladas, el más bajo desde la campaña 2008/2009, que arrancó con 8,32 millones de toneladas.

Y como la inestabilidad es lo que rige la actualidad en la zona del Mar Negro, lo que fue alcista también puede ser bajista. En efecto, el principal factor negativo de la semana para los precios fue:

  • El retorno de Rusia al acuerdo de Estambul

Como ya se expuso en el espacio del maíz, la presión internacional y el pedido de Turquía, uno de los pocos amigos que le quedan al Kremlin en la región, hicieron que Rusia retornara el miércoles al acuerdo y que el comercio volviera a fluir desde los tres puertos habilitados en Ucrania. Ahora el tema por definir es la renovación del acuerdo que expira en un par de semanas. Al respecto, y con la consideración de las exigencias rusas para prolongar el entendimiento, el viernes el G7 –conformado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y por Reino Unido– le reclamó a Rusia que acepte extender el acuerdo. “El hambre no debe usarse como arma”, dijo el canciller alemán Olaf Scholz. Pero, como lo reiteramos en incontable cantidad de veces, nada puede darse por seguro en este conflicto bélico que sigue muy lejos de una resolución.

Neutro resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, donde el USDA relevó el jueves ventas de trigo por 348.100 toneladas, por debajo de las 533.200 toneladas del trabajo anterior, pero dentro del rango estimado por los privados, de entre 200.000 y 600.000 toneladas. Con 82.100 toneladas, Corea del Sur fue el mayor comprador del segmento.

El hecho destacado de la nueva semana será, el miércoles:

  • El nuevo informe mensual del USDA

Y en la previa del informe, el promedio de las estimaciones privadas ubicó el volumen de las existencias finales de trigo estadounidense en 15,73 millones de toneladas, frente a los 15,68 millones del informe oficial de octubre.

Granar Research

- Advertisement -

NEWSLETTER

Estuchá las últimas entrevistas de Palabra de Campo

ULTIMAS NOTICIAS

spot_img

ARTÍCULOS RELACIONADOS