Productores de Córdoba piden eliminar retenciones al trigo

Si esto sigue así hay muchos productores que van a quedar en el camino". El planteo es de Vanesa Padullés, presidenta de Coninagro Córdoba, en referencia a la próxima siembra de trigo, el mes próximo.

- Advertisement -

Si esto sigue así hay muchos productores que van a quedar en el camino”. El planteo es de Vanesa Padullés, presidenta de Coninagro Córdoba, en referencia a la próxima siembra de trigo, el mes próximo. Los productores reclaman la eliminación de las retenciones sobre el cereal (que tiene una alícuota de 12%) para que sea rentable y evitar la decisión de “saltarlo”. En la región centro los perfiles de humedad de los suelos no son buenos, a lo que se agrega que los precios tampoco resultan atractivos.

Padullés recordó que en la Fiesta Nacional del Trigo, realizada en Leones hace poco más de un mes, se volvió sobre un “diagnóstico recurrente”, según definió. “La primera y gran solución es la baja o la eliminación de las retenciones y cualquier otra intervención del mercado”, indicó.

“El mayor incentivo que tenemos los productores es el precio que ahora no está -agregó- y si, encima, se elevan los factores de riesgo, se complica nuestra cartera de inversión y trabajo. Hoy en el campo todos los márgenes son bajos, escasos. La soja se planchó y todos hacemos análisis más minuciosos. Hace 20 años que pedimos terminar con las retenciones; entendemos la situación del país, pero su permanencia implica menos incentivo a la inversión”, señaló.

Córdoba puede producir entre cinco y seis millones de toneladas de trigo sobre un total nacional que en un año excelente llega a 22 millones de toneladas. Ya en la campaña pasada, por la sequía, en la provincia no se alcanzó el millón de hectáreas sembradas con una cosecha de 1,5 millón de toneladas.

En la próxima campaña agrícola la cifra podría ser similar. La estimación de costos de las fuentes consultadas por la nación es de unos 20 quintales por hectárea incluyendo arrendamiento e insumos. “Esa cifra es muy cercana a la del rendimiento máximo esperado”, explicó el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Patricio Kilmurray.

PUEDE INTERESARTE  Alertan por la presencia de langostas en el noroeste de Córdoba

El ruralista señaló que el escenario es “muy complejo” porque ya se venía arrastrando una sequía importante que fue determinante para que la última cosecha fuera “de baja calidad”. Ahora, aunque las lluvias fueron mejores, no hay seguridad de que alcancen para la siembra de trigo. Kilmurray calculó que se necesitarían unos 100 milímetros más.

- Advertisement -

Gabriel de Raedemaeker, expresidente de Cartez y exvicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), coincidió en que los perfiles de humedad de los suelos están retrasados. “El Niño nos esquivó. No tenemos el incentivo climático que nos hace ser más positivos en las proyecciones. A eso le sumamos lo impositivo y es determinante para márgenes negativos aun con rendimientos altos, lo que empuja al productor medio a saltearse el trigo y apostar a cosecha gruesa [soja y maíz] “.

El dirigente posteó en las redes sociales un reclamo arrobando al presidente Javier Milei y al ministro de Economía, Luis Caputo. “Tres años de sequía, baja internacional del precio de trigo, presión fiscal insoportable: si no eliminan las retenciones los números no cierran, no podré sembrar trigo y el 12%

de cero recaudará cero. #RetencionesNuncaMás para poder ayudar al país”, expresó.
Kilmurray insiste en que el sector viene reclamando “desde siempre” por la baja y quita de retenciones y por la falta de políticas estatales para “tener previsibilidad de largo plazo”. De Raedemaeker añadió que, “sin condiciones ambientales ni económicas”, es clave que desde el gobierno nacional den una “señal eliminando derechos de exportación porque el cultivo no es competitivo en estas condiciones”

- Advertisement -
SourceCARTEZ