Todo suma: estiman que por la campaña fina 23/24 el Estado recaudará US$1.593 millones

Se trataría de un monto 27% superior al del ciclo anterior.

La campaña fina 23/24 permitiría que el Estado recaude US$ 1.593 millones, un monto 27% superior al del ciclo anterior, estimaron los especialistas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) en el seminario Agrotendencias organizado por la entidad.

Para el economista jefe de la BCBA, Ramiro Costa, las 23 millones de toneladas que se podrían alcanzar en la próxima campaña, si acompaña el clima, representan un crecimiento de la producción de 43%, con respecto al ciclo 2022-2023.

Esto podría generar valor agregado o producto bruto triguero cercano a US$ 5.427 millones (+33%) y un impacto en las exportaciones de US$ 4.545 millones (+49%), estimó Costa.

“Esto cobra una especial relevancia por el difícil contexto de la economía argentina, puesto que los cultivos de fina aportan los primeros ingresos importantes de dólares”, destacaron desde la entidad.

Según Sebastián Gariboldi, economista de la BCBA, los precios de los granos disminuyeron 19% respecto a los máximos del año pasado pero siguen dentro de un promedio históricamente alto.

MATBA-Rofex señaló que el precio del trigo que se prevé para esta campaña 23/24 (sacando un promedio marzo a mayo) cotiza en US$ 243 la tonelada, con un crecimiento de US$ 37 en relación a las últimas cinco campañas (+18%).

En cuanto a la evolución de los precios de los insumos, Gariboldi observó una notoria baja (Urea, -55%; PDA, -34%; 2-4D, -6%) excepto en los combustibles fósiles (; gasoil, +17%).

PUEDE INTERESARTE  La comercialización de trigo continúa lenta

Así, indicó el especialista, en el mercado doméstico el precio del trigo tuvo una mejor performance respecto a los insumos, dato que permite prever un incremento de los márgenes.

EL SUR DE BUENOS AIRES

En la región sudoeste de la provincia de Buenos Aires, ejemplificó el especialista, “los márgenes para las alternativas de cebada y trigo junto a soja de segunda se encuentran por encima a las cifras de la campaña pasada”.

No obstante, alertó que a pesar de que hay un mayor incentivo económico en términos de márgenes, todavía queda mucha incertidumbre por el clima y la disponibilidad de insumos, en un contexto donde las divisas no sobran y las posibilidades de financiamiento para los productores no son las mejores.

En relación la tecnología aplicada en cultivos de fina, Daniela Belén Regeiro, del departamento de Investigación y Prospectiva Tecnológica de la BCBA, señaló que para esta campaña se espera que se profundicen los “planteos defensivos que se presentan como estrategias válidas ante la incertidumbre hídrica y climática” e insistió en la importancia de seguir haciendo foco en prácticas que permitan ganar eficiencia económica y ambiental, como el análisis de suelo y el uso variable de insumos.

- Advertisement -