Agricultores españoles sostienen un segundo día de cortes en consonancia con sus pares de la UE

Los agricultores españoles volvieron hoy a bloquear con tractores varias rutas del país, en protesta contra la política agrícola europea y la precariedad del sector, que el Gobierno de Pedro Sánchez se comprometió a paliar.

Los agricultores españoles volvieron hoy a bloquear con tractores varias rutas del país, en protesta contra la política agrícola europea y la precariedad del sector, que el Gobierno de Pedro Sánchez se comprometió a paliar.

Los manifestantes afirmaron que se convocaron por WhatsApp para congregarse desde el amanecer con sus tractores en varias rutas españolas, principalmente en las regiones de Castilla-La Mancha (centro), Andalucía (sur), Navarra (norte) y Cataluña (noreste), según la Dirección General de Tráfico (DGT).

Las protestas de hoy no fueron convocadas por los tres principales sindicatos del campo en España, Asaja, Coag y UPA, que, no obstante, tienen previstas otras manifestaciones para los próximos días.

Al igual que sus pares en otros países europeos que se manifiestan desde hace semanas, los agricultores españoles se quejan de la burocracia y complejidad de las normas europeas, así como de los precios bajos a los que venden sus productos y de la competencia, que consideran desleal, de los productos extranjeros.

“Son cuestiones que venimos planteando” desde hace tiempo a las autoridades y “que no han tenido las respuestas adecuadas”, estimó a la radio pública RNE el secretario general de UPA, Marcos Alarcón, quien llamó a la “unidad” de los agricultores ante los diversos llamados a manifestarse.

El presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez, afirmó hoy en el Congreso que su gabinete “está con el campo”, y puso en valor las medidas “desplegadas en estos últimos cinco años” para apoyar al sector.

Sánchez se comprometió a mejorar la ley de 2013 sobre la cadena alimentaria para evitar que los agricultores españoles vendan a pérdida, y a simplificar la aplicación de la Política Agrícola Común (PAC) europea, considerada excesivamente burocrática por los agricultores.

“Tenemos la mano tendida para continuar, con diálogo y compromiso, el trabajo en la búsqueda de soluciones”, destacó el ministro de Agricultura, Luis Planas.
Hoy la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, manifestó su “respeto absoluto” por los derechos de agricultores que estos días organizan tractoradas en España por la situación del sector primario, pero ha advertido que en esta crisis no se puede “cuestionar la crisis climática”, citó la agencia Europa Press.

En Cataluña, las columnas de hasta 2.000 agricultores realizaron una marcha lenta desde las 7:30 de la mañana local (11:30 de Argentina), según el portal de noticias español elDiario.es, que también comentó que los productores tenían previsto ir a la sede de la Comisión Europea, a la delegación del Gobierno Español y a la sede del gobierno local para reunirse con su máximo representante, Pere Aragonès. Algunos también plantean ir hasta el parlamento local, que hoy tenía previsto sesionar.

Las protestas, que avanzaban al sonido de las bocinas de los tractores, causaron importantes congestiones, al igual que en Málaga, ciudad sureña cuyo puerto fue bloqueado ayer.

En Granada, también en el sur, cinco agricultores fueron detenidos tras enfrentamientos con las autoridades, según medios locales.

La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) pidió al gobierno en un comunicado “medidas para evitar que el transporte sea, una vez más, rehén de las protestas”.

La CETM dijo entender que la situación del campo “es crítica”, pero pidió el fin de los cortes “de manera indiscriminada de carreteras porque los grandes perjudicados finalmente son las empresas” de transporte, citó la agencia de noticias AFP.

España, a menudo descrita como la “huerta de Europa”, es el primer exportador europeo de frutas y hortalizas, pero su sector agrario atraviesa dificultades, debido sobre todo a la sequía que asola el país desde hace tres años.

Ayer fue el primer día en que España se sumó a la ola de protestas que se replican por los países de la Unión Europea (UE) para denunciar la política agrícola del bloque y la precariedad del sector.

Representantes de los tres sindicatos se reunieron la semana pasada con el ministro de Agricultura español, quien se comprometió a “trabajar” para resolver la crisis del sector. Sin embargo, no logró calmar los ánimos y los sindicatos mantuvieron la convocatoria de protestas.

El Ministerio de Agricultura español informó que las ayudas económicas para este sector ascendían a casi 4.000 millones de euros.

Ayer, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció que retirará la propuesta para una nueva ley de uso sostenible de pesticidas y prometió que involucrará más al sector agrícola en la redacción del próximo borrador.

El partido de extrema derecha español Vox, tercera fuerza en el Parlamento y negacionista del cambio climático, es muy crítico del Pacto Verde europeo, que incluye medidas de transición ecológica en el agrosector, y lo acusa de querer “destruir” la agricultura en la península ibérica.

- Advertisement -
SourceTelam