17.9 C
Buenos Aires
sábado, 01 octubre 2022

El Gobierno de Santa Fe acordó precios mayoristas para frutas y verduras con mercados de productores

Voceros oficiales informaron que el acuerdo se alcanzó a través de la Secretaría de Comercio Interior y Servicios, en el marco de una mesa de trabajo que se compone además del Mercado de Productores de Rosario, el Mercado de Concentración de Fisherton de Rosario, y el Mercado de Abastecedores de Santa Fe.

- Advertisement -

El Gobierno de Santa Fe acordó con los tres mercados de productores del distrito un nuevo esquema de precios de referencia para los 10 productos de frutas y verduras que más se comercializan en esta época del año, entre ellos la papa, la cebolla, la calabaza y la manzana.

Un entendimiento similar se había alcanzado en mayo pasado a fin de referenciar a verdulerías y comercializadores, como también a los consumidores, en relación con los productos de consumo masivo que hacen a la dieta familiar diaria.

En el rubro verduras, la papa común (bolsa de entre 18 y 20 kilos) tiene un precio mínimo de 600 y un máximo de 700 pesos; cebolla (entre 18 y 20 kilos), de 260 a 400 pesos; calabaza (entre 13 y 16 kilos), de 250 a 350; batata (entre 12 y 15 kilos), de 400 a 500; y zanahoria común (entre 8 y 9 kilos), un mínimo de 180 y un máximo de 300.

En tanto, en el rubro frutas, la pera común (entre 15 y 18 kilos), de 900 a 1.300; manzana común (19 kilos), de 1.800 a 3.200; banana (20 kilos, proveniente de Bolivia o Paraguay), de 1.100 a 1.300; naranja (entre 15 y 18 kilos), de 600 a 800; y tomate (entre 16 y 17 kilos), un mínimo de 1.500 y un máximo de 2.800.

El secretario de Comercio Interior y Servicio, Juan Marcos Aviano, dijo que desde la administración provincial han venido “monitoreando la situación de este sector y poniendo especial énfasis en aquellos productos de más salida”.

PUEDE INTERESARTE  Lunes: Jornada a la baja en Chicago en el inicio de la semana

“Los tres mercados vienen trabajando muy bien con esta gestión. Monitoreamos movimientos bruscos que se puedan generar, se informan, y actuamos en consecuencia. Cuando los elementos son factores que hacen a la producción, allí nos queda informar y prevenir al consumidor; cuando la cuestión es abastecimiento o prácticas que no corresponden, actuamos con el poder de policía que nos otorgan las leyes de comercialización”, añadió.

- Advertisement -

NEWSLETTER

Estuchá las últimas entrevistas de Palabra de Campo

ULTIMAS NOTICIAS

spot_img

ARTÍCULOS RELACIONADOS