17.9 C
Buenos Aires
lunes, 26 octubre 2020

El Gobierno santafesino reclamó a Vicentin “destrabar la situación” salarial en una planta del Grupo

El ministro de Trabajo de Santa Fe, Roberto Sukerman, lamentó hoy que los directivos de la empresa Vicentin no asistieran a la audiencia de conciliación convocada por el conflicto salarial en Algodonera Avellaneda para "poder decidir y destrabar esta situación".

El ministro encabezó en persona la audiencia convocada en la localidad de Reconquista, a raíz del paro de varias semanas que llevan adelante los trabajadores de Algodonera Avellaneda, empresa del Grupo Vicentin, quienes reclaman un aumento salarial.

Además, también denunciaron que perciben parte de sus ingresos con ticket para cambiar por aceite que produce el Grupo y por carne del frigorífico Friar, que controla el mismo conglomerado.

Tras declararse en cesación de pagos en diciembre del año pasado, Vicentin transita un concurso de acreedores por unos 100 mil millones de pesos desde marzo de este año.

“Los abogados de Vicentin asistieron con un mandato muy limitado que tenía que ver con ratificar los términos de un escrito que habían presentado”, se quejó el ministro Sukerman.

“Nos quedamos con un sabor amargo porque ya que la empresa asistió, esperábamos que al menos lo hicieran sus directivos personalmente para poder decidir y destrabar esta situación”, agregó el funcionario santafesino.

Tras el fracaso de la reunión, la cartera laboral convocó a un nuevo encuentro de conciliación para la próxima semana.

“Esperamos que la semana que viene concurran los directivos y puedan participar de la negociación para resolver esta cuestión”, dijo Sukerman.

Para el ministro, “el pretexto de que no van a hacer ninguna oferta porque los trabajadores se afiliaron a otro gremio, no corresponde, y es más bien una excusa para no resolver el conflicto”.

VER TAMBIEN Basterra, sobre perfil exportador para YPF Agro: “Estamos trabajando para que pueda hacer ese salto”

Vicentin argumenta que un cambio en el encuadramiento del personal es lo que motiva el conflicto salarial.

Se trata de un conflicto entre el sindicato de textiles y el de aceiteros por la afiliación del personal.

El ministro recordó que “los trabajadores tienen derecho a estar afiliados a un gremio, al otro, o a ninguno, y sin embargo siguen siendo trabajadores con todos los derechos” que les confiere la ley.

Y se preguntó: “¿Van a decir que no van a resolver el tema porque no están afiliados a ningún gremio? ¿La empresa cree que puede elegir a qué gremio se afilian los trabajadores? Eso no es así”.

El secretario general de Aceiteros en Reconquista, Dionisio Alfonso, dijo tras la frustrada reunión que “es indignante lo que pasó en la audiencia, parece que la empresa no tiene ganas de sentarse a negociar”.

“Lo que se pide es una mejora salarial, no sé si la empresa quiere seguir con la fábrica”, agregó en declaraciones a medios locales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

En Misiones, el Presidente destacó la necesidad de proteger la selva tropical

"Tenemos que cuidarla para que limpie lo que contamina el uso de los hidrocarburos", dijo el mandatario al encabezar un acto en Misiones, junto al gobernador Oscar Herrera Ahuad y el ministro de Salud de la Nación, Gines González García.

Las últimas lluvias beneficiaron las casi 800.000 hectáreas sembradas de cebada en Buenos Aires

En el sur bonaerense," el cultivo inicia su espigazón bajo una condición hídrica entre óptima y adecuada tras registrar precipitaciones de hasta 80 mm el pasado domingo", según un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.