Desde la última semana, las cotizaciones en dólares del novillo en los diferentes países del Mercosur tuvieron el siguiente comportamiento.

Argentina: el novillo pesado y trazado se paga USD3,80, al tipo de cambio que usan los exportadores, siete centavos menos que la semana pasada y 27 centavos por debajo del pico reciente de hace tres semanas. Continuó la muy suave baja de valores ofrecidos por los exportadores, en esta semana fue de $35, y por segunda consecutiva se produjo una devaluación en el tipo de cambio mix que se usa para exportar.

Brasil: el novillo gordo cotiza a USD3,13, dos centavos más, resultado de un mínimo aumento del precio y de una, también mínima, revaluación del real que llevó al dólar a BRL4,98. Los embarques de la semana pasada tomaron un ritmo muy importante, de más de 11 mil t diarias, con lo que ahora la proyección para marzo se ubica en 175 mil, que no está lejos de los registros de los últimos meses.

Uruguay: el novillo tipo exportación vale USD3,66, sin cambios por tercera semana consecutiva, en lo que los consignatarios califican como mercado estable. La faena de la semana que pasó fue de 45 mil cabezas, 4% menos que en la previa y 3% menos que el promedio de las diez precedentes.

PUEDE INTERESARTE  La Argentina concretó la primera exportación de carne bovina con hueso a Israel

Paraguay: el novillo apto UE tiene un precio de USD3,25, sin cambios desde la semana pasada.

- Advertisement -

El precio en la Argentina se ubica 16% arriba del promedio ponderado de sus vecinos, tres puntos menos que la semana pasada y siete menos que el pico de hace tres semanas, mientras que la brecha máxima entre los demás miembros del Mercosur es de 17%, un punto menos en la semana.

Precios extra Mercosur

Se indican los valores de novillos terminados en plaza seleccionadas, expresados en USD por kilo carcasa.

Estados Unidos:        6,67
Unión Europea:          5,65
Australia:                    no está informando

EE.UU. observó un aumento de nueve centavos en la semana y, así, batió al récord histórico nominal alcanzado en junio pasado, al superarlo en seis centavos. Si a ese valor le agregamos la parte proporcional de la inflación estadounidense que, a febrero, fue de 3,2% anual, la marca actual todavía se ubica 1,5% por debajo de aquélla.

En Europa hubo una caída de un centavo. La brecha entre ambos volvió a superar el dólar, como había permanecido entre agosto y noviembre últimos.